Como dice la canción de L. E. Aute, “que toda la vida es cine y los sueños cine son”. Desde que nacemos, millones de imágenes y de sonidos nos rodean y muchas de estas sensaciones—transformadas en ideas y sentimientos—adquieren la forma de relatos propiciados físicamente por fotografías, películas, vídeos y otros nuevos soportes que los avances tecnológicos van poniendo a nuestro alcance. Pero no hay tiempo para verlo todo y es preciso saber seleccionar con un criterio sólido, con rigurosos fundamentos teóricos que sólo puede aportar una adecuada formación en el campo audiovisual.

Este blog nace con el deseo de convertirse en un lugar virtual de encuentro entre los mejores aficionados al cine y al audiovisual en general, con el fin de intercambiar noticias, información y puntos de vista, para enriquecernos unos a otros nuestras mentes y sensibilidades, así como para recomendar la visión de algunos films “malditos”, insólitos o raros de gran calidad o interés que con el tiempo quizás se conviertan en títulos de culto y que sin la oportuna función detectivesca de los usuarios de este espacio pasarían totalmente desapercibidos y olvidados en una recóndita sala de cine, en una apartada estantería de videoclub o en un ignorado espacio televisivo de madrugada.

Nuestra intención es, pues, manifestar a los cuatro vientos nuestra pasión por el buen cine y explicitar los criterios valorativos que nos guían, analizar aquellos títulos a los que hemos podido acceder cada semana, ayudándonos —si ello fuera oportuno— de nuestros amplios o limitados conocimientos en historia del cine, en psicología, en sociología, en política, en religión, en historia de las naciones, en geografía, en etnografía y, desde luego, en las características del lenguaje fílmico… para contribuir, con la aportación de todos los interesados en ello, a un mejor y más exacto conocimiento del cine, a una mejor comprensión de sus discursos, a una justa valoración de los productos, a un mayor goce estético y a un mejoramiento ético individual que pueda proyectarse a la colectividad.

Se trata de rescatarnos unos a otros —intercambiando datos y valoraciones— de la abundante basura que nos rodea (creada ya por meros intereses económicos o por bastardas intenciones ideológicas) y de que la palabra “cinéfilo” adquiera al fin toda su enorme dignidad.

Los autores de este blog

Los autores de este blog

QUIÉNES SOMOS

Este nuevo espacio digital que hemos creado con la intención de materializar y coordinar la labor informativa y valorativa entre los amantes del mejor cine —el entendido como arte y como cultura, pero también como una excelsa diversión para las mentes más cultivadas y exigentes— ha sido concebido y va a ser gestionado por José Vanaclocha y por su hijo Pau Vanaclocha desde Valencia (España).

José Vanaclocha

José Vanaclocha (Carlet, 1940) es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia pero ejerció la abogacía sólo cuatro años al descubrir que el periodismo cinematográfico era su verdadera vocación. Desde 1967 ha desempeñado diversos quehaceres en la publicación “Cartelera Turia”, guía de bolsillo fundada en enero de 1964 en una Valencia necesitada en aquellos difíciles tiempos de un medio escrito que informara —especialmente a los amantes del cine, aunque también del teatro, la TV y la música —de una manera competente, seria e independiente. En esta acreditada revista gráfica sobre papel —que aún aparece semanalmente en la ciudad del Turia— José Vanaclocha ha sido, en diferentes épocas, crítico de cine, redactor-jefe, editor-propietario y director. Ha colaborado ocasionalmente, en los años 70, en revistas importantes (incluyendo las históricas “Cuadernos para el Diálogo” y “Triunfo”), ha animado numerosos cineclubs, ha participado también en los 70 en dos libros sobre cine español, ha dado docenas de charlas y cursillos sobre cine y, sobre todo, ha escrito miles de artículos y de comentarios de películas en los últimos 50 años.

Pau Vanaclocha

Pau Vanaclocha (Valencia, 1977) es licenciado en Periodismo y en Comunicación Audiovisual por la Universidad CEU San Pablo de Valencia, habiendo sido durante los postreros diez años crítico de cine, montador, editor-propietario y ayudante de dirección en la citada “Cartelera Turia”. Su juventud le ha permitido estar al corriente en las nuevas tecnologías de la información digital, a lo que añade una gran capacidad de trabajo, una voluntad tan sólida como constante de perfeccionamiento en el campo cinematográfico y una insobornable honestidad puesta al servicio de sus lectores.